Cada uno de nosotros, tenemos un ritmo biológico del sueño propio, por lo que tenemos unas necesidades de sueño diferentes. Por ello, a algunas personas les basta con dormir 7 horas para levantarse totalmente despejados, y otras, sin embargo, con 8 horas sienten que no han descansado por completo. Pero, a pesar de esto, si duermes lo que tu cuerpo necesita, deberías poder estar activo a los 10 minutos aproximadamente desde que te despertaste. En caso contrario, puede que estés sufriendo dysania.

La dysania, es un trastorno del sueño que nos lleva a un estado de confusión tras despertarnos. Sentiremos que no hemos descansado lo suficiente y podríamos tardar más de 30 minutos en conseguir activarnos. No podemos considerarla como una enfermedad como tal. Pero sí como un síntoma, de algún problema que estemos sufriendo en nuestro organismo. Algunas de las causas podrían ser el insomnio o una situación de estrés. Estas personas suelen tener irritabilidad.

Esto no debe confundirse con la clinomanía. En este caso, no se desea estar en la cama por cansancio o confusión. Sino que se experimenta una obsesión con dormir. Estas personas son “adictas” al sueño. Algunas de ellas hasta el extremo de no realizar sus obligaciones por permanecer en la cama. Esto provoca, en algunos casos, problemas personales y profesionales. No es lo mismo que quedarse en la cama por pereza, puesto que en estos casos sí que reaccionamos ante una obligación. En el caso de la clinomanía, la persona no reconoce haber descansado lo suficiente y no quieren levantarse, sea cual sea su obligación. Por ello, se necesita consultar con un profesional para determinar cómo controlar este trastorno.

A quien más y a quien menos, nos gusta tomarnos 5 minutos más para estar en la cama. Pero si crees que la sensación de cansancio al despertar es extrema, debes consultar con un profesional porque quizás estés sufriendo algún trastorno del sueño.

5 formas de activarte cada mañana sin recurrir al café

 

Te ha gustado?...haz un comentario